Un sistema de pensiones solidario

La demanda “No+AFP” se instaló con fuerza durante la revuelta popular y el sistema de pensiones será uno de los temas más importantes del debate para una nueva Constitución

La consigna “No + AFP” se ha convertido en el nombre de un amplio movimiento social que tuvo su comienzo en Chile después de la crisis financiera del 2008 que golpeó fuerte los fondos de pensiones. Organizaciones sindicales, trabajadoras y trabajadores en distintas partes del país salieron a denunciar la especulación financiera con sus ahorros. En 2012, diferentes organizaciones se agruparon en la “Coordinadora Nacional de Trabajadores NO+AFP”. En numerosos encuentros desarrollaron una propuesta alternativa al sistema de AFP: Un Sistema de Reparto solidario, tripartito y público.

Las AFP: Uno de los pilares del modelo neoliberal

El movimiento social tuvo su punto álgido en 2016 cuando millones de jubilados, trabajadores y estudiantes marcharon en las calles de todo el país motivados no solamente por acabar con las pensiones de miseria, sino con la conciencia de que las AFP son uno de los pilares del modelo neoliberal que está diseñado para beneficiar a los grandes grupos económicos y no a los trabajadores.

Un sistema basado en la solidaridad entre generaciones

La propuesta de la Coordinadora Nacional de Trabajadores y Trabajadoras NO + AFP se trata de un sistema de reparto solidario, con financiamiento tripartito de los trabajadores, las empresas y el Estado incorporando además un Fondo de Reserva Técnica que garantiza el pago de las obligaciones del sistema en eventuales períodos de estrés financiero. Los sistemas de reparto son sistemas de previsión social basados en la solidaridad entre generaciones, con pensiones definidas en relación con los años de imposiciones y las remuneraciones que el trabajador cotizante tuvo en su vida activa.

Este sistema reemplazaría el sistema de capitalización individual de las AFP estableciendo un periodo de transición. No se expropiarán las cuentas de capitalización individual porque se respeta lo que cada persona ahorró en su cuenta individual y lo que cada pensionado recibe actualmente.

Una Pensión Universal que considera el trabajo de cuidado

Se cambiaría la Pensión Básica Solidaria focalizada al 60% más pobre (entre $158.339 y $169.649) por una Pensión Universal No Contributiva que cubrirá el 100% del Salario Mínimo ($326.500 a enero de 2021), para todas las personas al cumplir 60 años de edad las mujeres y 65 los hombres. La pensión universal considera a todas las personas, independiente si cotizaron o no, considera el trabajo doméstico de cuidado y, sobre todo, al trabajo no remunerado de mujeres.

Ya que el Artículo 19 número 18 de la actual Constitución incorpora la responsabilidad de la seguridad social a las instituciones privadas y no al Estado, es fundamental cambiar la Constitución para hacer posible esta propuesta. La Coordinadora Nacional de Trabajadores y Trabajadoras NO + AFP levantó candidaturas en diecisiete distritos para el proceso constituyente y su propuesta ha sido incorporada en los programas de varias listas de independientes.

Este texto se elaboró con información de la Coordinadora No + AFP. La propuesta completa se puede encontrar AQUÍ.

A partir de las propuestas desarrolladas por los movimientos sociales presentamos un cuestionario a las listas independientes a los partidos políticos y grupos financistas, que buscan llegar a la Convención Constitucional, emanadas de organizaciones sociales, asambleas territoriales, coordinadoras y movimientos. A continuación, aparecen las listas que contestaron nuestro cuestionario y respondieron de forma positiva a las siguientes propuestas:

Superar el modelo neoliberal y el Estado subsidiario

El rol social, público y colectivo del derecho de propiedad

El fin de las AFP y la creación de un sistema previsional de reparto solidario

Continuar leyendo