Educación pública con acceso universal

Para que exista un sistema de educación público de calidad es necesario que la nueva Constitución consagre derechos fundamentales en vez de libertades individuales

“La educación no se vende” ha sido una de las consignas de los diversos movimientos estudiantiles en Chile durante las últimas décadas. Tanto los y las estudiantes secundarios durante la “Revolución Pingüina” en 2006 como los y las estudiantes universitarios en 2011 y los años siguientes han reclamado que la educación no debería ser un bien de consumo sino un derecho.

No solo garantizar el derecho, sino también asegurar su financiamiento

Es por eso que, durante la revuelta popular, la demanda por un sistema de educación público y de calidad se escuchó fuerte en las calles. Para poder cumplir con esta demanda ciudadana es fundamental cambiar la actual Constitución que no garantiza el derecho a la educación sino el derecho a hacer negocios con ella.

Pero no solamente se tiene que garantizar el derecho a la educación en la Constitución, sino que se tienen que asegurar las condiciones para su financiamiento estatal, el acceso igualitario y su calidad. Solamente a partir de esa base se puede crear un sistema de educación pública, gratuito y de calidad.

Educación intercultural y no sexista

El movimiento estudiantil viene exigiendo hace más de una década la gratuidad en la educación y un sistema público de calidad con financiamiento estatal en todos los niveles, a lo que se ha sumado la demanda por una educación no sexista del movimiento feminista. Los pueblos originarios y comunidades migrantes proponen un sistema de educación intercultural, pertinente a los territorios, que responda a la diversidad de los distintos pueblos y culturas que habitan el país, y fortalezca la enseñanza de los idiomas de los pueblos originarios.

La extinción de los colegios particulares subvencionados

El Movimiento por la Unidad Docente ha levantado una serie de propuestas desarrolladas por los y las trabajadores de la educación como insumo para el debate de una nueva Constitución, entre ellas, la extinción de los establecimientos particulares subvencionados quienes deben pasar a formar parte del sistema de educación pública y la implementación de una pedagogía crítica, social y transformadora.

Las propuestas educativas-pedagógicas para una nueva Constitución del Movimiento por la Unidad Docente, se puede encontrar AQUÍ.

A partir de las propuestas desarrolladas por los movimientos sociales presentamos un cuestionario a las listas independientes a los partidos políticos y grupos financistas, que buscan llegar a la Convención Constitucional, emanadas de organizaciones sociales, asambleas territoriales, coordinadoras y movimientos. A continuación, aparecen las listas que contestaron nuestro cuestionario y respondieron de forma positiva a las siguientes propuestas:

La garantía del financiamiento estatal, acceso igualitario y calidad de un sistema de educación público gratuito en todos los niveles

Continuar leyendo